Como orador de cierre de un extenso acto que se llevó a cabo en el auditorio del hotel del Suterh, el líder de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) hizo un llamado a la "unidad" y cuestionó diversos aspectos de la gestión kirchnerista pero reivindicó lo que definió como el "ciclo popular de América Latina" entre 2003 y 2015.

Durante su discurso, el dirigente social criticó con dureza al gobierno del presidente Mauricio Macri, al que vinculó con una "ofensiva proscriptiva" de la que forma parte, según dijo, también la candidatura en Brasil del postulante derechista Jair Bolsonaro.

"Este frente tiene una candidata y es Cristina de Kirchner. Estamos impulsando la candidatura presidencial de Cristina, no porque es perfecta, ni porque nunca se mandó ninguna macana, sino porque es un signo de esperanza para el pueblo y fundamentalmente para los pobres y los trabajadores", expresó el dirigente.

Seguidamente, señaló: "Quiero que Cristina vuelva, pero no con esa gente espantosa que nos avergonzó, no con los que predican la revolución desde Puerto Madero, no con los que en su puta vida se calentaron por un compañero nuestro. Tiene que volver con gente nueva y con ideas nuevas".

Grabois se expresó así luego de que, en la previa de su discurso, se proyectara un video con un saludo de la expresidenta, quien destacó que "es muy importante que hombres y mujeres que no provienen de espacios políticos tradicionales hayan decidido avanzar con esta nueva construcción" a la que definió como "popular, democrática, feminista y latinoamericanista".

Terminado el video, algunos de los presentes en el acto entonaron algunas de las canciones que popularizó la agrupación La Cámpora durante la gestión kirchnerista, lo cual fue cuestionado con humor por Grabois.

"Si empiezan a cantar ´soy soldado de Cristina´ yo me paro y me voy. Yo no soy soldado de nadie, no quiero que nuestra organización sea de la disciplina organizativa. Además, no estamos en una guerra, estamos en el terreno de la política", lanzó.

Al respecto, el líder de la CTEP remarcó que "este frente tiene un objetivo muy concreto: recuperar el gobierno para el campo popular en la Argentina en 2019".

Grabois sostuvo que se vive en América Latina "una nueva ofensiva en la precarización de la vida, menos salud, menos trabajo" y, al cuestionar el acuerdo del Gobierno con el FMI, calificó a la directora de ese organismo, Christine Lagarde, como "una señora bastante corrupta".

En su crítica al Gobierno, expresó: "Son hijos de la patria contratista, de padres multimillonarios que no laburaron en su puta vida y que vienen a decirles a compañeros nuestros que no laburan cuando se pelan el lomo".

En este sentido, criticó la "meritocracia" y agregó: "No sé qué mérito tiene (el presidente Mauricio) Macri".

La elección de Mar del Plata para el lanzamiento del nuevo espacio se debió, según indicaron, a que allí se expresó hace 13 años el "no al ALCA", la cumbre encabezada por los entonces presidentes de Argentina, Néstor Kirchner, de Brasil, Luiz Inacio "Lula" Da Silva, y de Venezuela, Hugo Chávez, para rechazar el Área de Libre Comercio de las Américas impulsada por Estados Unidos.

Del acto participaron también la diputada del Parlasur y militante feminista Cecilia Merchán y el economista Itaí Hagman, quienes resaltaron que la idea del Frente Patria Grande es crear un espacio "anti neoliberal, que vaya contra este avance que intenta la derecha en la región".

Fuente: Ambito - www.ambito.com