Luego de encabezar el último sábado junto a sindicalistas, legisladores e intendentes del PJ una movilización a la Basílica de Lujan bajo el lema “Paz, pan y trabajo”, el líder camionero Hugo Moyano cuestionó la política económica de la gestión del presidente Mauricio Macri y en ese marco, dijo que espera que el Gobierno “no siga sacándole derechos a los trabajadores”.

“Cuando el gobierno anterior se fue no había deuda, ahora hay deuda a 100 años”, lanzó Moyano en declaraciones a radio Mitre. En ese sentido, agregó que durante la gestión kirchnerista “no había estas necesidades”.

Cabe recordar que en medio de la dura situación social y con un creciente acercamiento a la Iglesia, el exsecretario general de la CGT realizó una demostración de fuerza el último sábado en la movilización a Luján, en la que el único “orador” fue el arzobispo de Mercedes-Luján, Agustín Radrizzani, que estuvo a cargo de la homilía en la misa ecuménica.

Acompañado por integrantes del Frente Sindical para el Modelo Nacional, como Sergio Palazzo, Ricardo Pignanelli, Roberto Baradel y Walter Correa, el referente opositor culminó una semana que lo tuvo junto a su hijo Pablo Moyano como protagonistas de la agenda política, luego de que un fiscal pidiera la detención del secretario adjunto de Camioneros y un juez rechazara esa iniciativa.

Moyano remarcó este domingo que la situación económica que atraviesa el país genera presión “en todos los aspectos” por lo que destacó que es menester que el Gobierno “no siga sacándoles derechos a los trabajadores”.

“Hay necesidad extrema en la gente. Ayer había muchos que habían votado a Macri”, subrayó en referencia a la masiva participación de referentes políticos y sociales en la movilización a Luján. “Antes era el mínimo no imponible, ahora es el hambre”. concluyó Moyano.

Fuente: Linea Sindical - www.lineasindical.com.ar