Tras la movilización a la Basílica de Luján, Pablo Moyano dijo que habían contado con el Pontífice. En tanto, el oficialismo, a través del senador Esteban Bullrich, cercano al Pontífice, manifestó su malestar por este acercamiento: "No nos gusta que protejan a corruptos"

Francisco saludó este miércoles en la Plaza San Pedro a militantes que organizaron la movilización gremial y opositora del 21 de octubre a la Basílica de Luján y les firmó una remera con la leyenda "21 F, Paz, Pan y Trabajo".

En las imágenes que difundió La Alameda, que lidera Gustavo Vera, dirigente peronista cercano al Sumo Pontífice, se puede ver a Ximena Rattoni, referente de la organización e integrante del sindicato del Personal Jerárquico del GAS (AJP), dialogar con el Papa.

"Pudimos hablar con Francisco. Tuvimos el honor de que nos firme la remera que usamos para ir a Luján los integrantes del frente multisectorial 21F, con la leyenda paz, pan y trabajo", declaró Rattoni luego de saludar a Francisco.

Y agregó: "Hablamos del trabajo por la unidad que estamos haciendo los sindicatos en nuestro país, le hemos planteado que sería muy importante para todo el movimiento que él bendijera y firmara esa remera y lo hizo; es una hermosa muestra de apoyo a la unidad del campo popular".

Vera y Rattoni llegaron hace tres días al Vaticano para participar de un coloquio que organizó la Academia Pontificia de Ciencias y Ciencias Sociales para abordar las dificultades que enfrenta el mercado laboral en todo el mundo.

La organización 21-F , que reivindica Rattoni, se creó a principios de año tras una movilización contra el gobierno nacional que agrupó a Hugo Moyano, Hugo Yasky, Pablo Micheli y Esteban Castro (CTEP), entre otros dirigentes sociales. Esos mismos líderes son los que el 21 de octubre impulsaron una celebración religiosa en Luján que provocó una fuerte repercusión política en momentos donde el Gobierno se encuentra enfrentado con el líder de los Camioneros.

Tras la movilización a la Basílica, Pablo Moyano dijo que habían contado con el papa Francisco. En tanto, el oficialismo, a través del senador Esteban Bullrich, cercano al Pontífice, manifestó su malestar por este acercamiento: "No nos gusta que protejan a corruptos".

Fuente: Infobae - www.infobae.com